martes, enero 15, 2008

Puedo prometer y prometo



(Nota de disculpa de rigor, y como siempre, la única nota seria: señores, me había prometido a mí mismo no escribir un post sobre política por no meter más cizaña a como está la cosa hoy día. Pero no me he podido resistir. Este post no pretende meterse con una ideología en concreto. No soy quién para juzgar a nadie, y mucho menos para decirle a nadie a quién tiene que votar. Me crean o no, considero personalmente que la democracia es el menos malo de los sistemas. Pero eso no quiere decir que me guste todo lo sucio que la política implica, especialmente la peña que va a votar como putos robots a los que les cuesta pensar o sólo lo hacen por interés. No los soporto. Es por ello que en política, digamos que tolero el QUÉ, pero no soporto el CÓMO. Por eso, me he intentado meter en la piel de uno de éstos para que explique al mundo otro, digamos, punto de vista del mundillo de la política. Tampoco me van a creer, pero he conocido a buena gente, y a cabronazos, de casi todas las ideologías. CASI todas. Va por ellos (los que son buena gente) deseando que gane quien gane, al menos pasemos hambre los menos posibles)

Damas y caballeros, la hora que llevaban ustedes esperando durante cuatro años está al llegar. El momento de decidir otra vez el rumbo que tomará este gran país recaerá otra vez sobre las espaldas de los ciudadanos. La llamada de las urnas ha sido lanzada, y los hijos de la Democracia contestarán todos a una a su sagrado deber cívico. ¿Qué es esto? ¿oigo risitas de fondo? ¡Contengan ahora mismo esa risita mordaz que aflora en la comisura de sus labios, insensatos! ¿Acaso se creen que es cosa de risa? Ya sé, ya sé, a los lectores más jóvenes les parece que es muy fácil: se llega, se coge un papelito, se dobla, se mete en la cajita y ya está, ¿verdad?. ¡Ah, inconscientes! ¡Ah, inmaduros! ¡Ah, necios impúberes que no sabéis valorar lo que tenéis!

Menos mal que aún quedamos ciudadanos responsables que, de manera objectiva, neutral, aséptica y profiláctica, podemos reconducir los atribulados impulsos de la juventud hacia las flores y los frutos de la cultura democrática. JOVEN, prepárate para un viaje iniciático que cambiará tu percepción del mundo, a través del...

MANUAL DEL BUEN VOTANTE:

Señores, votar con cabeza se reduce a dos sencillas Grandes Leyes Fundamentales:

Primera Ley Absoluta: vivan las listas cerradas.

JOVEN, votar no es una tarea que deba cumplirse a la ligera. Implica una árdua tarea de concienciación, responsabilidad y esfuerzo, pero a cambio, recibirás la mayor recompensa de un moderno abanderado de la democracia indirecta o respresentativa: no tener que pensar en nada durante cuatro años y tener la sensación de que todo un ejército de gestores, estadistas y profesionales de la sostenibilidad social y política se ocupan de tí y del futuro del país. ¿Sorprendido? ¡Pues eso no es todo! Además de eso, el sistema te ahorra que tengas que perder tu valiosísimo tiempo en escoger a tus representantes. Eso sería abusar de tí, cuando en realidad todo el mundo sabe que en una empresa, lo menos importante es que tengas libertad para escoger los tipos en los que delegar tu poder y que pueden mandar a la puta ruina las ganancias que tu familia ha conseguido gracias a no protestar demasiado durante tres o cuatro generaciones de contínua explotación laboral. Nada, nada, no pierdas el tiempo en votar a personas, que la gente es mu mala, ya se sabe, y encima tienes que perder tiempo en conocerlos y saber si dominan de cosas tan complicadas como geopolítica, economía y sostenibilidad medioambiental...

Sé lo que estaís pensando: vaya palo, joder, para saber los que dominan de verdad de un tema, voy a tener que estudiar yo. ¡Qué tontería! ¡qué dislate! ¡Como si vosotros, pobres angelitos nuestros, no tuviérais mejores cosas que hacer que participar activamente en las decisiones de un Estado! Seamos serios: la mayoría tenemos un trabajo donde nos putean o puteamos nosotros, y eso es muy cansao. Y cosas por pagar, muchas cosas por pagar: que si el coche, que si la casa, que si la pensión de la ex, que si casinos, que si furcias... es decir, que bastante tenemos ya con procurar matarnos para tener todas esas cosas imprescindibles en un país moderno y civilizado. Además, la mayoría no habéis leído un libro al año, que lo sabemos, pillastres, que ya encargamos una encuesta. ¿Pero qué os creíais? ¿que de verdad la gente se traga que cuando tú, pobre veinteañero, te compras el Playboy, lo haces para leerte los artículos? Por supuesto, hombre, por supuesto, no te pongas así... ya sé que precisamente TÚ SÍ, por favor, eso salta a la vista. Te voy a confesar una cosa: yo tampoco.

No hay problema: para eso se han inventado las listas cerradas. Tú no te preocupes en escoger a las personas más adecuadas para un cargo, que eso ya lo hacen los partidos políticos por tí. Es más, para que veas lo trabajadores que semos, no sólo vamos a decidir por tí quién va en cada lista, sino que además decidimos el orden en que van. Tú sólo ves a votar, que te vas a encontrar las listas importantes ya prefabricaditas, bien puestecitas y en su sitio, para que te puedas concentrar en lo que más importa: el logotipo de la papeleta.

A cambio de esta despreocupación (que ya sabemos que la salud de tu sistema nerrrrvioso no tiene precio), sólo te pedimos que hagas un esfuerzo y te tragues, sin más, que realmente los partidos políticos eligen a los componentes de esas listas por sistemas absolutamente meritocráticos y objetivos en lugar de ser una jaula grillos donde cualquier subnormal analfabeto bien dotado para las relaciones interpersonales pueda hacerse con un puesto en las listas a cambio de cualquier chorrada, desde ser el yerno de nosequién hasta hipotecar su empresa para financiar parte de la deuda del partido. Eso, por supuesto, NO SE HACE, como bien han comprobado las decenas de observadores internacionales que sin cesar velan por la transparencia interna y mecanismos democráticos de funcionamiento de los partidos. Hoooombre por favó.

Segunda Ley Absoluta: viva la propaganda.



JOVEN, estoy notando en tí un viso de grave preocupación. Y sé por qué. Ya has visto que te hemos ahorrado el esfuerzo de escoger a la gente en la cual delegar tu poder los próximos cuatro años, y los hemos sustituído por unas siglas y unos dibujitos muy bonitos que sin duda tu subdesarrollado intelecto podrá memorizar con algún esfuerzo.

Ahora bien, tu decisión es difícil. Entre todas las opciones, ¿qué hacer? ¿cuál escoger? ¿a qué supermodelo sacar a bailar, rezando para que al despertar por la mañana no te encuentres con que has mantenido relaciones contranatura con un oso hormiguero?.

¡No te preocupes! ¡Todo está previsto! Para estos casos se han inventado las CAMPAÑAS ELECTORALES.

¿Qué es una campaña electoral, me preguntas tú, lector, clavando en mí tu pupila azul? Y yo te respondo gustoso: querido lector, una campaña electoral es el método más fiable, hablando en términos científicos, para que realmente LOS MEJORES candidatos sean escogidos. Consiste en que cada partido te haga llegar a tu casa y de manera completamente gratuíta lo que ellos quieren que pienses sobre sus candidatos y sobre los candidatos de los demás. Naturalmente, como buen mecanismo de orden, la campaña tiene una doble función: primero, te evita esfuerzos, que es lo más importante; y lo segundo, obliga al partido que quiera llegar a más gente a gastarse cantidades indecentes de dinero. ¿Y de dónde obtiene ese dinero, te preguntarás? ¿de los pobres militantes de base que pagan la cuota?. ¡Por supuesto que no! ¡Pues anda que stán los pobres militantes como para renunciar a su cuota de porno por internet de la semana! ¡Eso es lo genial del sistema, que el dinero para eso lo ponen OTROS!. Para ganar es necesaria una gran campaña, y una gran campaña sólo se paga ENDEUDÁNDOSE con el apoyo de los que tienen el dinero, es decir, los BANCOS y las GRANDES EMPRESAS.

¿No es genial? A cambio de que tú, pobrecito nuestro, angelito de nuestro corasón y entretelas, no tengas que pegar un puto palo al agua, sólo has de dejar que los políticos deban una pasta gansa a organizaciones que serán de todo, menos democráticas, y que naturalmente no buscan su propio beneficio.Y te voy a explicar cómo debes proceder para aprovechar al máximo estos históricos momentos:

Para empezar, cada partido político hace un librito donde los señores esos que han escogido tan amablemente por tí (para que tú los escojas luego) han pagado mal a diez o doce becarios estudiantes de publicidad, sociología y ciencias políticas para escribir lo que el partido quiere hacer con el país en cuatro años. Ese librito se llama PROGRAMA, y las opciones de qué hacer con él son varias, a saber:

1- NI MIRARLO: Esta es, sin duda, la opción mayoritaria y, por lo tanto, (democráticamente hablando) la más buena y la más fiable. Si, vale, te lo puedes mirar y tal, pero recuerda que leer es cansado, y además te puede sentar mal si te lo miras después de las comidas: ojos irritados, sobrecalentamiento de neurona (sí, TU neurona), agujetas en la espalda... eso por no comentar que puede que leas algo que NO TE GUSTE. Nada, nada, para ahorrarte disgustos, mejor MIRA LA TELE (el cómo, ya lo miraremos en profundidad).

2- MIRA LA TELE: un buen antídoto contra tu perversa y malsana curiosidad hacia lo que hará con tu futuro lo tipos a los que votes, sin necesidad de cansarte demasiao, es mirar la tele. Eso es más descansao, pero no está exempto riesgos. La tele se divide en varias categorías:

a. TELEDIARIOS: Escoge la cadena que más te guste y mírate el informativo. No te preocupes por escuchar cosas que no te gusten, porque si tienes tendencia hacia un voto u otro, no te gustará en absoluto la programación de la cadena que pueda decir cosas desagradabes. Es muy difícil que a un votante de derechas le gusten las series japiflogüerpower de las cadenas progreschachiguachis, así como que a un votante de izquierdas le de por soportar la caspa de las cadenas casposas y rancias. Pero cuidao, porque puede que en mitad de un informativo te encuentres declaraciones de un candidato dicendo cosas como:

(Para evitarme problemas con las autoridades, permítanme usar unas declaraciones reales de otro país. Pero ná, casi ni se nota a lo que hay en ASPAÑA)

“Si bien la visión del presidente de la Comisión de Finanzas es que la economía ha entrado en una fase de estabilización a ser reforzada, mediante la idea de restarle ceros al bolívar, para borrar las huellas de la inflación pasada, y una serie de medidas en materia fiscal, de tasas de interés y de control de las importaciones, los precios muestran que hay un desajuste”

”En los últimos doce meses, a pesar del control de precios, del anclaje del tipo de cambio y de la red Mercal, los alimentos registran un pronunciado salto de 23,5%. "Estuvimos chequeando eso y pensamos que es una condición estacional, esperamos que se modere en los próximos meses y aún estamos en la meta de no más de 12% como inflación del año", explica Rodrigo Cabezas, quien sostuvo una reunión con el ministro de Finanzas, Nelson Merentes”


De manera que, para evitarse problemas, si pueden, tampoco miren los informativos. Allá ustedes.

b. ANUNCIOS DE PROPAGANDA ELECTORAL: Son la fuente más fiable y objetiva para obtener información. Tú sólo tienes que apalancarte delante la tele y dejarte llevar por los mensajes que te vayan llegando. Luego votas a quien te haya caído mejor o a los contrarios de quienes te hayan caído peor. ¡Es fácil y divertido!.

3- MÍRATE SÓLO EL QUE SEPAS SEGURO QUE TE VA A GUSTAR:

Si tus irrefrenables ansias masoquistas no resisten la tentación de comerte la cabeza (como nadie te ha pedido que hagas), por lo menos haz el favor de ir sobre seguro y leerte el programa de TU partido, o con el que te sientas más identificao (uséase, el que te digan tus amigos, o cualquier otra persona que tenga las ganas de pensar por tí). Luego, cuando te lo hayas leído, vas a tener la sensación de que, realmente, tú NO TENÍAS OPINIÓN sobre la mayoría de cosas que salían. NO IMPORTA. Olvídate de eso como si hubieras visto a tu abuelita tuerta y octogenaria en la barra de un bar de camioneros bailando en plan Coyote Ugly, desabrochándose el refajo ortopédico mientras una multitud de osos le aplauden las gracias que tiene. TU OPINIÓN ES LA OPINIÓN DEL PARTIDO o te van a hacer un vacío que ríete tú del mobbing empresarial. Despídete de favores, enchufes, chanchullos, vida social y todo lo demás por lo que tú y yo sabemos que entraste en el partido. Bueno, voy a ser más generoso: vamos a poner que entraste por motivos altruístas e ideológicos, pero ambos sabemos por qué seguiste allí a la semana y media de ver cómo era la cosa por dentro, de manera que no me vengas con cuentos chinos.

4- MÍRATE LOS DE TODOS LOS PARTIDOS:

Y luego prepárate para que te linchen entre todos, traidor de los cojones. ¿pero a quién se le ocurre ir de listo? ¿Pero tú no entiendes, subdesarrollao, que entonces igual puedes cambiar de idea y tirarte para esa aberración maldita y antinatural que algunos ya llaman VOTO ÚTIL? ¿qué es eso de CONSIDERAR siquiera el cambiar el sentido del voto? ¿pero qué será después? ¿eh? ¿empezar a valorar si LOS TUYOS lo han hecho bien o mal? ¡Pero qué gilipollez es esa! ¡LOS TUYOS pueden cargarse el país si quieren, pero son los TUYOS! ¡Mal compañero, desagradecido, traidor! ¿Y luego qué? ¿que a alguien se le ocurra que una responsabilidad tan grande como el voto sólo la pueden ejercer los que demuestren que realmente saben lo que están votando y a lo que no?. ¿Pero tú que pretendes, anormal? ¿CARGARTE EL SISTEMA?



Espero que el linchamiento de ese último anormal sirva de lección a toda la gente honrada, sana y con criterio de este gran país. Les hemos tendido el puente hacia la felicidad absoluta. Háganme caso y cójanla como hicieron en la transición o ya saben lo que pasa: guerra civil al canto. Me importa una mierda que sean ustedes diabéticos y que sólo les demos para escoger entre dos alimentos que el médico les ha prohibido. No hay otra cosa, cójanlo o se mueren de hambre. Ustedes mismos.

Cuídense mucho y sean felices. Y procuren no creerse demasiado a quien ofrezca un euro a cambio de cincuenta céntimos. Algunas veces, sale mal.

Resumiendo, y por si acaso a alguien se le pasa por la cabeza pedir que este humilde blog de su opinión verdadera sobre el tema que nos ha ocupado el rato entre exageración y exageración, vean este bonito epílogo con el que me identifico totarmente:

3 comentarios:

Deka Black dijo...

En tu linwea como siempre. y tratandose politica eso es chungo. Al respecto yo he de decir que me niego a hablar del tema mas, que me ha costado algun disgusto serio (y esto sin bromas, serio de verdad).

Por cierto, la ultima imagen creo que e sun resumen perfecto. ;)

Siltha dijo...

Wa, menudo post. xDDD Me ha molao, realmente, aunque no tengo mucho que añadir al respecto.

Keirana dijo...

Quedan 40 días para constatar de manera abrumadora (ni que no se hiciera cada día igualmente... XD) el nivel de estupidez, ignorancia y absurdidad de los Homo "Sapiens??? X_D" de este ehem, país.

Los dioses quieran que nos llevemos una sorpresa y las hordas de engendros votantes-peronopensantes hayan leído tu post y hayan pensado.

Muy de acuerdo con la última imagen, como bien sabes ^_^