jueves, diciembre 30, 2010

Pack Anticrisis (III): Normas de supervivencia para recesiones.

Damas y caballeros, nos deja el año 2010. Nos deja, sí, pero con el ojete del tamaño del Túnel de la Mancha, para que nos acordemos de él cada vez que intentemos sentarnos el 2011 (el cual, por cierto, se nos está acercando con cara de bujarrón carcelario, pastilla de jabón en mano, que acabará indefectiblemente deslizándose a nuestros pies)

Menuda nueva década nos espera, señoras y señores. Seamos brutalmente sinceros, aquí van a llover chuzos de punta y hay que estar mu preparaos con la crisis crónica ésta que dura más que El Retorno del Rey versión DVD. De manera que para despedir bien el año y comenzar mejor el que viene, déjense de tanto articulista inútil de ese su periódico favorito y me sigan las siguientes...

NORMAS DE SUPERVIVENCIA PARA EL 2011:




¿Quién ha dicho que aquí no hay trabajo, muchachos?



Muy bien, soldados. Habéis llegado hasta aquí teniendo acceso a Internet. Eso ya es un logro importante, aunque probablemente tengáis problemas para repetir la hazaña cuando os veáis pasando la noche entre cartones junto a una hoguera y peleándoos a puñalada limpia por el último trago de Don Simón contra un sexagenario ex pensionista llamado El Marinero. Eso suele presentar ciertas dificultades de conexión, sobre todo si el Marinero te pilla la aorta tras marearte echándote el aliento. Por si acaso, ahora que podéis, aprovechad para imprimir y guardar las siguientes normas. Las mujeres, guardadlas junto a vuestras posesiones más preciadas, ya sean hijos, libros, pastillas ansiolíticas o el taco de cincuenta centímetros que forman las revistas donde realizáis el seguimiento de las operaciones de estética de CHER. Y los hombres, que a los cinco minutos ya no os acordaréis de dónde habéis dejado la puta lista, mejor os la tatuáis en la polla con tinta rojo platino y fuente Gothic Sans. Es fácil y divertido (sobre todo para vuestra suegra, si mira vuestra cara mientras el tatuador va por faena) pero además es vital para vuestra supervivencia. Las normas fundamentales son SEIS, a saber:

1)NO ENCIENDAS LA TELEVISIÓN.


¡Pero Calvin, si tienes puesto el DVD de FRASIER!



Jamás. Desenchúfala. Enciérrala bajo siete llaves. Métele de hostias con una bola de demolición hasta reducirla a polvo. Sí, ya sé que estás tan pelao que casi mejor te sentaría empeñarla o venderla en un Cash Converter de esos donde te dan veinte euros de mierda por cada uno de esos ordenadores de última generación que robas de vez en cuando de las empresas donde te han ido despidiendo. ¡NO LO HAGAS! ¡Eso es moralmente más condenable que traficar con droga dura! Por lo menos la droga dura te dá ciertos momentos de alivio, pero si empiezas a ver la televisión corres el riesgo de que te enganche algún programa de debate o de noticias. Y si eso ocurre, amigo, tu moral puede entrar en estado de gatillazo permanente. Los peligros de mantener una televisión encendida en casa son, entre otros:

- Riesgo de entablar una conversación sobre política y economía con algún familiar (suicídate con el clasificador de DVD’s que tengas más a mano antes que eso)

- Empezar a hacer planes absurdos y disparatados sobre emigrar a rincones del mundo tranquilitos y donde abunde el trabajo como Alemania, Australia, Ciudad Juárez o el Líbano, pese a no tener ni zorra idea del idioma ni de las costumbres locales.

- Mala hostia permanente, ganas irracionales de meterle dos guantazos al vecino negro (sí, ese que es profesor de universidad, además de español desde hace cinco generaciones desde que su tatarabuelo emigró de Cuba, pero que ni lo sabes ni te importa), y ganas secretas de que despidan a cualquier hijo de la gran puta que esté menos jodido que tú.

2)No se te ocurra entrar jamás en nigún foro de economía de Internet, a no ser que sea bielorruso y tú sepas tanto de bielorruso como Chavez de diplomacia internacional. Eso es como un chute de televisión a lo yonqui terminal. Si alguna vez tropiezas con uno y tienes la mala suerte de empezar a leer, recuerda:

- Repítete constantemente que el 99% de los que opinan sobre un tema podrían protagonizar perfectamente la segunda parte de El Resplandor, dejando a Jack Nocholson como el paradigma del buen rollo, el flower power y el movimiento Era de Acuario en general.


Ayer llamé a mi agente de Bolsa. Me comí su hígado y el NIKKEI subió dos décimas... tshtshtshtshtshsthtsh...



- Ten siempre a mano, al lado del ratón, un ladrillo de palmo y medio para estamparlo contra el monitor en caso de notar empezar a pasar del estado “joder cómo está la peña” al estado de “coge al niño que nos largamos a Francia echando virutas”.

- Si eres hombre, programa el ordenador para que cada media hora el navegador te dirija automáticamente a páginas de porno duro. Mejor acabar sátrapa que psicópata. Y si eres mujer, también. El caso es que te saquen de allí aunque sea con aguarrás.

Los riesgos a los que te enfrentas si no sigues las recomendaciones anteriores son tan horribles como ponerse a dormir en pelotas en medio de una ciudad poblada por zombis caníbales. No te exagero un pelo. Los efectos secundarios que empiezan a aparecer tras veinte- treinta minutos de lectura ininterrumpida de un foro de estos pueden ser:

- Impulsos irrefrenables de acumular kilos de conservas, barricadar los accesos a tu domicilio y establecer un perímetro de seguridad con sensores de movimiento y minas antipersona que vaya desde el recibidor hasta el ascensor.


Ay Jose, no sé... a mí para la habitación del niño me gusta más la de la derecha...



- Ganas de sacar todo el dinero del banco, guardar el 50% en billetes de 500 euros enrollados en tubos dentro de tu conducto rectal, y abrir cuentas en el extranjero (sin saber si el extranjero está mejor o peor) para el otro 30%.


Ante la duda deposite sus ahorros AQUÍ

(y no vea cómo le subirá el INTERÉS...)



- Visitar el locutorio pakistaní ilegal más cercano con contactos en el mercado negro e invertir el 20% restante en armas de asalto y municiones suficientes como para hacer si es necesario una salida del fuerte.

- Iniciar a tu familia en entrenamientos de supervivencia llevándolos cada fin de semana a los Monegros y dejar allí a tu mujer sóla e inconsciente con medio litro de agua de fregar y una navaja suiza oxidada a ver cuánto tiempo tarda en llegar al toro de Osborne. (Eso suele acarrear que tú tienes entrenamiento adicional a la vuelta, esquivando los disparos de la recortada de dos cañones de tu suegra. Sí, esa que le regalaste por Navidad)

3)Aprende a cocinar patatas.


¡Mira qué bien, te tenía ganas desde Toy Story!



Parece mentira, pero aquí estamos en medio de la crisis más galopante desde el 1929, y todo el mundo se pone a hablar de si el IPC, de si el crecimiento anual, de si la diferencia con el bono alemán es mayor o menor, pero ni Cristo toca temas realmente importantes como lo buenas, sanas y baratas que son las patatas. A ver si nos enteramos de que en época de crisis tirar de patatas es algo tan básico y fundamental como lo era fardar de cochazo para ligar mozas en los tiempos de bonanza económica. Ya no hablo de su alto valor nutritivo ni de su asequibilidad, sino de su efecto psicológicamente positivo para estrechar los lazos comunitarios, como los americanos. ¿Por qué? Pues porque...

Las patatas se diferencian de otras fuentes básicas de carbohidratos porque necesitan pelarse. Eso significa tiempo y trabajo. Y eso es bueno, porque mientras pelas patatas...

a)Te entretienes en pensar otra cosa distinta del ruinoso estado de tu cuenta corriente. Bueno, o eso o te cortas un dedo. Pero eso también tiene sus ventajas; ¡piensa que a la quinta vez ya podrás pedir una pensión al Estado!

b)Mantienes alejados a la televisión y a los foros de economía de internet.

c)Tu suegra no se acercará por tu casa siempre que haya alguna posibilidad de que le pidas ayuda para pelar las patatas.

Por otra parte, las patatas van en bolsas de cuatro kilos mínimo. ¡Aprovéchate de la situación!

a)Ya no necesitarás pagar cuota en un gimnasio la cual, de todas formas, hacía ya cinco meses que no pagabas por falta de fondos. Reconócelo, nadie se pone en forma acarreando cuatro kilos de macarrones de marca blanca. Duran más y bajas a comprar menos a menudo. ¡Compra patatas y te pondrás en forma! Y si ves que necesitas aumentar la actividad aeróbica, ¡róbalas y sal corriendo! ¡Lo peor que puede pasarte es que el Estado de te de de comer un par de noches al mes!

b)Aprovecha el aspecto intimidatorio de las bolsas de patatas para atracar con ellas las farmacias que te encuentres por el camino. No te preocupes por su pérdida de beneficios, que todas tienen seguro antiatraco. Si te dan largas con lo de la caja de apertura retardada, déjalos inconscientes de un golpe con la bolsa patatas y acarrea todas las pastillas antidepresivas que puedas. Guarda la mitad para tu familia y coloca la otra mitad a los vecinos de tu escalera que vivan de una pensión. Créeme, no sólo no te denunciarán sino que te llamarán el Robin Hood del Imserso. Para ellos son tan necesarias esas pildoritas como para ti echar el polvo del sábado, pero ves con cuidado no confundas tus dos roles...


¡Robin, malo!¡Deja de abusar de ese árbol!



4)No busques trabajo por Internet si no quieres acabar pensando en cuánto se llevaría tu hijo de tu seguro de vida si accidentalmente a propósito acabaras por tirarte de cabeza de un séptimo piso haciendo un doble carpado en plancha.


Lamentamos comunicarle que el 90% de las empresas del país son familiares, que su currículum nos importa un pimiento y que su intento de braguetazo ha acabado en sífilis. Ya le llamaremos...



Ver que hay setecientas veintitrés personas (dato real) inscritas a una oferta de peón en una empresa depuradora de aguas, uséase de alcantarillero, en una ciudad alejada cuarenta y cinco minutos de la capital, puede resultar moralmente perjudicial a la hora de salir de caza. Pero vamos a ver, alma de cántaro, ¿tú te crees de verdad que los Aliados hubieran desembarcado así en Normandía si hubieran tenido idea de la que les iba a caer encima? Hazme caso, algunas cosas es mejor no saberlas. Si tiras el currículum, mejor no mires el número de candidatos.

Tampoco hagas caso del típico listillo que dice que hay que “tirar de contactos”. Admitámoslo, la mayoría de tus amigos son unos hijos de la gran puta que, si saben de algo, no van a decirte ni bajo tortura cuál es el mejor sitio del monte para ir a coger setas. Y tú tampoco lo harías por la cuenta que te trae, aún más a sabiendas de que a) el 75% de ellos aún te debe dinero, y b) el 25% restante te llama cada semana para decirte que se ha muerto su padre por quinta vez y que le están a punto de deshauciar por séptima en lo que va de mes. De modo que casi mejor vete a un bar y haz contactos nuevos, preferiblemente entre los que sean tan imbéciles de invitarte. Y eso nos lleva al quinto y penúltimo punto.

5)Replantéate tu círculo de amistades.

Ya lo leíste antes de que empezara la crisis, pero como todo el mundo, el señorito creía que ÉL iba a ser distinto. Pues los cojones. Deja de preguntarte si tus amigos de tooooooda la vida han dejado de llamarte “porque están muy ocupados”, por “cosas de la edad” o porque te hayas cambiado de desodorante. Tus amigos te han dejado de llamar a tu tercera negativa de poner dinero en su negocio, cuidarles a los niños mientras se van de cena o prestarles la casa del Pirineo que te embargaron la semana pasada. Sí, tus amigos han resultado ser una panda de despreciables comadrejas que están muy ocupados, pero buscando presas más fáciles a quien sablear.



De manera que ya estás sacando de la caja fuerte esa botella de champán francés que guardabas para cuando el director de tu sucursal bancaria pillara una inflamación de próstata. De la que te has librao, macho, no sabes tú bien la flor en el culo que has tenido. Llegas a meter cinco euros en ese gimnasio que estaba montando Menganito y acabas por rehipotecar tu piso haciéndole de avalista a ese cabrón que, casualmente, se habría olvidado de decirte que desconocía -antes de gastarse TUS cincuenta mil euros- que debía hacer las reformas siguiendo unas normativas del Ayuntamiento que se pasaría por el orto. Pero no hay que abusar de la suerte; hay decenas de depredadores como él, de modo que saca la artillería pesada...

6)Usa a la parienta como un radar antimisiles para detectar a los sableadores que se acerquen a tu círculo familiar



Las mujeres huelen a los amigotes gorrones como un tiburón huele una gota de sangre en un radio de cinco kilómetros. Si eres una mujer, querida lectora, usa esos poderes para el bien y de manera solidaria(es decir: ¡¡¡miserable rata de cloaca, no cobres más a los vecinos solteros por dar la alarma!!!!) y usa la siguiente técnica ninja para deshacerte de tan despreciables comadrejas:

1-Rechaza sistemáticamente todas las llamadas entrantes que tengas en el móvil. Si el tipo es listo, captará que está perdiendo el tiempo y buscará presas más débiles. Pero si es, como suele pasar, un gilipollas a nivel mitocondrial, intentará pillarte mediante alguno de estos dos trucos:

a)Llamar desde una cabina telefónica o un número distinto.

b)Presentarse sin avisar de manera traidora y barriobajera en tu domicilio, preferentemente cuando faltan diez minutos para el almuerzo o la cena (efectivamente, estos carroñeros están genéticamente programados para conseguir el máximo alimento de sus presas) Generalmente, si son veteranos, se presentarán en un estado que puede variar desde las dos copitas de más hasta el práctico coma etílico. Entonces darás comienzo al truco número 2...

2-En cuanto lo veas venir, PÍDELE DINERO TÚ ANTES. Si debes retener alguna norma en tu mollera como una ardilla retendría la última avellana sobre la faz de la Tierra, que sea esta. Nada más intuir la presencia del escualo en tus aguas, sigue estos cuatro sencillos pasos:

1)Deja de temblar de pánico como un licenciado universitario a la vista del mercado de trabajo.

2)Piensa en algo realmente triste como la deuda del tercer mundo, la primera vez que tuviste tres gatillazos seguidos, o el futuro de Miley Cyrus.

3) Dirígete derechito hacia él mientras vocalizas muy claramente esta frase:

“¡Hombre! A ti te quería yo ver. ¿ME PUEDES PRESTAR TRESCIENTOS EUROS?”

4)Ríete para tus adentros mientras lo observas alejarse despavorido chillando como una niña llamando a su mamá y señalándote desde lejos con el dedo mientras te llama hombre del saco malo, malo y malo.

Si sigues estas sencillas seis normas, cuando lo peor de la recesión haya pasado no te verás en la puta calle como un sin techo cualquiera, sino que serás la élite de los sin techo de tu puta calle.

Y además sabrás cocinar patatas. Muérete de envidia, Mad Max.

PD: ¿Cómo? ¿que ya se habían acostumbrado a los posts audiovisuales? Pues nada, nada, de regalo (que a mí no me cuesta nada, es lo que tiene gorrear de internet) les dejo con unos bonitos videos musicales que versan sobre lo malita que está la cosa:

El primero es de un cantautor del cual me encantaría saber el nombre -por favor comente si se pasa por aquí, hombre- interpretando una bonita canción que a su favor tiene muchísima gracia y mensaje con el cual me identificaría perfectamente... pero que la pierde cuando uno ve que es del año 2008, estamos en el 2011 casi, y la cosa va peor)



Mientras que el segundo es obra de unos señores llamados LEMAN BROTHERS y se merecen que a partir de ahora me declare su F-A-N. No les digo nada porque esto hay que verlo, y además viene de cojones como colofón a un post de fechas navideñas:



MAESTROS. Et paf et toc.

PPD: Exámen escrito el mes próximo sobre las seis normas, y si no hay papel ni bolis por la descentralización de la producción, me las recitarán a ritmo del Don’t Stop Believing versión GLEE. Mientras tanto, cuídense la salud, que es lo realmente importante, valoren la amistad más que el dinero, no inviertan a ciegas, no se dejen dominar por el pánico, y ya saben...




¡Sean felices! XD

8 comentarios:

Deka Black dijo...

Huy, lo d elos candidadatos tiene una variante jocosa: más dedos años una oferta pidiendo un corrector de textos (trabajando desde casa, además, su señoria) .

Lo de los contactos... diagamoslo así: uno de mis hermanos (dos, tengo dos solo. Bueno, y una hermana) lo sufrió. Aunque puede decirse que salio bien parado. Porque al menos tiene una novia bien maja.

Y para terminar... desde que se ensambló el hijo del Hacedor Supremo, 'no hemos vuelto a ser importunados por testigos de Jehova, mormones ni evangélicos. y aqui los hay máspesados que CHUCK! dando lecciones de claqué.

Deka Black dijo...

Se meolvidaba: juro por larumba de Robert E Howard que cuado leia esto sonaba REM enla radio y estaban cantando: "Is the end of the world"

LobaDeArena dijo...

"...me las recitarán a ritmo del Don’t Stop Believing versión GLEE"

Sospechaba que eras retorcido y sin corazón. Esto lo confirma XD

¿Testigos de Jehová? Los últimos que pasaron por aquí salieron echando virutas. No, no les mostré la escopeta: me preguntaron si creía en dios y yo les solté una parrafada bien argumentada sobre mi no-creencia. Casi les explota la cabeza XD

Jojojo, si yo ya me meto en el infojobs sólo para reírme. Ejemplo: trabajo de 10 horas de lunes a sábados, jornada partida, 5-10 años de experiencia, tres títulos, dos másteres y siete idiomas. 650 € de sueldo. Si como humoristas no tienen precio...

El Jose dijo...

¡Por Crom y Mitra, Deka! ¡Es la señal!

¡Rápido, sacad todo vuestro dinero del banco!

(Y si podéis sacar algo de la cuenta del vecino aprovechando el caos, pues mejor) XD

Ay Deka, el día en que te invite por fin a esas dos o veinte cervezas y nos contemos lo que ambos hemos visto y no podemos dejar por escrito, nos saldrá para dos libros...

Loba, admiro tu sentido del humor infojobero, pero por si acaso no te alejes demasiado de la escopeta... me parece que los testigos esos se han ido sólo para venirse a Barcelona. Sólo les falta llamar a las puertas de las mezquitas.

Pero tienes razón, igual me he pasado con lo de GLEE. High School Musical 3 será más resultón, provocará más indigestiones y sus coreografías (por llamarlas de alguna manera) darán más dolor de cabeza que una simple cancioncilla de los 80 que además sale en Padre de Familia.

¡Gracias mi Loba, si no llega a ser por tí me vuelvo un moñas! (esto de ser papá le deja a uno más blandurrio queee... bof...):P

Deka Black dijo...

La leche. ¿Os imaginais el titular en 20 minutos? "Inofensivos testigos de Jehova Sufren Brutal paliza. Los predicadores fueorn asaeteados por los asitentes al oficio de la mezquita de la M-30 cuando intentaron predicar en la misma"

El Jose dijo...

Un testigo declaró: "Si es que no tenían que haber intentao que les abrieran la puerta diciendo que llevaban jamón y vinazo del pueblo... y justo en la M30, la de los salafistas. Alguien tendría que revisar el recorrido de los testigos o decirles que en la nave de la M30 ya hace años que levantaron el campamento gitano" XD

Deka Black dijo...

Aqui donde vivo hay una iglesia evangelica. Y de evz en cuando te paran por la calle. Un dia, cuando les vi venir folleto bíblico en mano, el Señor de Los Tocahuevos iluminome con una epifania.

se me acerco la señora , y antes deque dijera nada la solté:

"Alá sea contigo hermana, ¿que deseas?"

Aun deben de estar buscando su mandibula.

Miral Majere dijo...

jajaja geniales los consejos.
Me apunto a unos cuantos: no ver la tele (no dan mas que basura), comer muchas patatas. Lo siento señor patata :P.
No buscar trabajo por internet (pq no sirve de nada como muy bien usted ha dicho).
Suegra no tengo ni tendré así que no puedo aprovecharme de ella.

Y con estoy un bizcocho si todos los seguimos este país se arregla solo :P