miércoles, abril 18, 2007

Desaparición "espontánea"

Damas y caballeros, toca volverse invisible.
No sé cómo, pero ayer mi santa y queridísima madre me llamó por teléfono (esta vez de verdad) preguntándome: "Oye, ¿cómo puedo entrar en tu blog?"
Teniendo en cuenta que me caso de aquí a diez días y que encaro la mega- reunión familiar más delicada que tendré el placer de soport... digoooo, de acoger, y que la prioridad es que todo transcurra sin violenc... digooooo, apaciblemente, pues como que no veo yo ahora el momento adecuado para que mi parte más oscura salga a relucir a la luz pública.
De modo que todas las entradas familiarmente comprometidas han sido borradas. Bueno, tanto esas como todas las otras. Pues menuda reputación iba a mantener yo si la familia se entera de que me dedico a parodiar a Chuck Norris en la red (joer, a este paso sólo voy a poder hablar del tiempo). Nada, nada, servidor se retira a hacer vida contemplativa hasta que pase la tormenta.
Cagüen la mar, con los posts tan fonitos que tenía preparaos... qué se le va a hacer.
Pero no puedo despedirme sin antes hacer referencia a una nueva visitante de este blog, la señorita BEP G., a la cual llamé "Daria" en los comments de otro blog (concretamente en el de ese terror de los emús y chulopiscinas llamada Marina-chan). (Que conste que soy FAN total y absoluto de la serie y del personaje, uno de los mejores que he tenido el placer de disfrutar en la pequeña pantalla)
Aquí les dejo foto del sudodicho personaje de la MTV mientras les conmino encarecidamente a visitar el blog que tan maja señorita comparte con su compañero sentimental y un amigo. Juzguen ustedes mismos.

No me dirán que el parecido no es innegable...
Permanezcan atentos a otras pantallas, que ya notarán cuándo estoy de vuelta, ya.

Cuídense mucho y sean felices.