lunes, junio 23, 2008

Contacto changriento

Damas y caballeros, toca semana de reposo.

No, no es que me haya tocado el repasarme todos los videos de programas de televisión basados en cástings que últimamente circulan por la parrilla, ni me he pluriempleado como responsable de stand en un Salón del Manga, ni me he ido de juerga con ese monstruo de la escena y de la interpretación como es el cantante GUNTHER y sus tres acompañantes. Uno será un bestiajo pero esta cabecita, aunque un poco pallá, aún no alberga pensamientos suicidas ni autodestructivos.

Y ya que me lo preguntan (¿cómo que nadie me lo ha preguntado? ¡maldita sea! ¿pero qué le pasa al mundo? ¿es que la gente ya no tiene alma? ¿Por qué?,¿Por qué?
¿No somos humanos? ¿Acaso no tenemos ojos?
¿No tenemos manos, cuerpo, sentidos, afectos, pasiones?
¿Nutridos con la misma comida, heridos con las mismas armas?
¿Sufrimos los mismos males, y nos curamos con los mismos remedios?
¿Refrescados y calentados por el mismo invierno y verano?
Si nos hiere, ¿acaso no sangramos?
Si nos hacen cosquillas, ¿acaso no nos reímos?
Si no envenenan, ¿acaso no nos morimos?
Si no traicionan, ¿acaso no nos vengamos?) pos eso, que ya que muestran ese interés (voy a ignorar ese bostezo, ¡MASTUERZO!) les haré una confesión pública, que para eso están los blogs, aparte de para hacerse pasar por alguien inteligente plagiando vilmente citas de Shakespeare copiadas de la Wikiquote, que es lo que mejor va para disimular que sólo me entra la segunda marcha dentro de mi neurona. (Sí, qué pasa, "sólo" tengo una neurona... pero eso es una neurona más que la que usa la inmensa mayoría de la humanidad a diario, y además la tengo mejor cuidada que al perrito del Nintendogs, la limpio, la saco a pasear, juego mucho con ella y nos tenemos mucho cariño. EA. Además, no es sólo "una neurona". Se llama WILLY y es mi AMIGUITA del ALMA. De manera que cuidao con meterse con ella que si la dejo suelta muerde. Ustedes mismos ;) )

La confesión es la siguiente: están ustedes leyendo las palabras de un hombre ATRAPADO POR EL VICIO. Tengo una jodida DEPENDENCIA de la cual no me voy a poder librar en la vida. Y mira que creía que desde que me casé había sentao cabeza. NÁ de NÁ. Ni flowers. Que si quieres arroz. Uno iba tirando, tranquilamente, sin molestar a nadie, de buen rollo, pero cuando me pusieron la oportunidad delante... me faltó tiempo para RECAER de cabeza como una AMY CASAVINO (léase Winehouse) cualquiera.

Señoras y señores, me llaman el Jose y soy un jodido TOLLINADICTO.



Este pasado fin de semana se suponía que mi santa y paciente señora junto con este su humilde servidor iban a acompañar a tres tiennos niños a un campeonato de kunfús por allá las nobles tierras andorranas para que se encontrasen valores como el respeto, la lealtad, la disciplina, la competitividad sana (ya os hace falta aprender eso, ya, jodíos diablillos de medio metro, cagontó, que hay que ver la guerra que dieron los muy ***** de ****, peazo de ******* con patas, a pico y pala os ponía a trabajar yo en el tercer mundo y ya veríais como quedábais de finos, ¡MONSTRUOS!), en fin, todo muy amistoso, güenrrollista y bucólicopastoril, vaya...

Total que ná más llegar me saluda un antiguo alumno de nuestro profesor de kunfús, que ya es un supermaestro "como Miyagis pa desayuná", la escuela del cual organizaba el tonneo mu profesionásmente, y me pregunta si me apunto a darme de tollinas. Así, sin pensar. A más de cuatro años de mi último combate serio. Con treinta añazos a las espaldas. Sin nada de equipo. Sin nada de entreno específico. Sin nada de anestesia y menos vergüenza y respeto por la propia integridad física, sabiendo que tres de las escuelas competidoras estaban especializadas en la modalidad de combate...

Algo me dijo que tenía que reflexionar durante un segundo y entonces recordé aquellas palabras que siempre me han acompañado en los momentos difíciles, decisiones y transiciones iniciáticas de mi vida...



Y es que oigan, si a mí Mr. T me dice que lea un libro, yo leo un libro. Pero como en ese momento no tenía libros a mano, recordé que en la misma situación Mr.T siempre se liaba a guantás y a puñetazos, de modo que ante semejante situación carente de toda lógica tomé la única decisión posible...

¿CÓMO IBA A NEGARME? ¡VIVA!


¡DEJAD QUE ENTREN!¡AÚN QUEDA UN ENANO CON VIDA EN MORIAAAA!!!


Total que le compré a mi amigo un protector bucal, un par de espinilleras y un pantalón corto que me ayudaría a matar de un ataque de risa al contrario de lo rematadamente HORTERADIJCOTECA que quedaba mi tipín, y con un par de guantes prestaos, un casco que me dejó otro, el peto de aquel amiguete y una coquilla pa proteger los bajos que preferí no preguntar de dónde salió por si acaso, me senté a animar a los tiennos infantes a la hora de ejecutar sus formas y hacer tiempo hasta que llegaran los combates...

...y pasó el tiempo...

... y pasó más...

...y siguió pasando...

...y se nos hizo de noche y al final dejaron las tollinas para la mañana siguiente, con lo cual a) se te pasa el calentón, b) empiezas a pensar un poco dónde coño te has metido a tus treinta años, imbécil, y c) se te pone el culillo muy prieto y muy pequeñito, muy pequeñíiiiiiiito, mientras los niños (de tu equipo... ejem...) te dicen cosas como "estás muerto, chaval" "te van a canear" "hoy salez en camilla" (con la zeta, sí, lo dijo con la zeta el mocoso de los co*****)...

...y te vas a dormir así como nerviosillo después de oír a los demás afirmar cómo los suyos eran unas putas máquinas de meter hostias, cosa que para mi desgracia resultó ser verdad y al día siguiente vimos que el hombre no vacilaba...

...y te despiertas tempranito para entrenar al lado del río de montaña pre-cio-so que pasa por al lao del hotel, y nada más acabar de calentar y repasar la primera forma te das la vuelta y te encuentras detrás tuyo a un chaval MEDITANDO en plan ZEN total al que ni habías oído llegar en plan ninja, que se levanta y se pone a practicar como si no estuvieras allí rollo Jean Claude Van Damme en Contacto Sangriento, y de repente os encontráis mirándoos de reojillo y yendo a por el "ahora verás mira el más difícil todavía mira mira mira lo que hago yo aaaah, ¿sí? te vas a enterar, a ver si superas esta técnica de codo, uuuuy mira, pues fíjate, fíjate, a ver si superas estos veinte puñetazos en cinco segundos" mientras finjís que ol otro no está allí cuando en realidad estáis comparando técnicas a saco y veís que ninguno de los dos conoce el estilo del otro y que aquello puede acabar de cualquier manera... y encima acabas hecho polvo y los combates sin empezar...

...y encima te toca disputar un combate a dos asaltos a minuto y cuarenta y cinco segundos contra un chavalote de setenta y muchos kilos, diez años más joven y con cinco años de kickboxing a sus espaldas y Chuck! sabe cuánto kunfús, universitario y encima de los inteligentes (vamos, mi puta némesis y encima más joven)...

...y os marcáis un peazo combate a lo Songoku que deja mudos tanto a Tirios como a Troyanos derrochando técnica depurada por ambas partes en un encuentro puño contra pierna de los que te dejan contento de ver, él castigándome la pierna izquierda como un relámpago y yo metiéndole en el hígado con mi derecha cañón hasta que ambos agradecéis escuchar la campana del final del combate y tol mundo os felicita...

En fin, que GANÓ ÉL. Y con todo merecimiento. A los puntos y por poco, pero se lo merecía. Y yo me lo pasé DE PUTA MADRE, como no me lo había pasao en muchos, muchos años, la escuela dejó una imagen de coña y casi ni se notó que el único adulto que se metió en competición fué sólo porque pasaba por allí. Me llevé felicitaciones de gente a la que admiro muchísimo, me hice amigo del chaval con el que me afostié que resultó ser un tio de puta madre, me gané que los niños pasaran de llamarme "petardo" en el viaje de ida a llamarme "Jose" en el de vuelta, y lo más importante de todo, Anna, mi señora, no sólo no me mató a guantazos por apuntarme a traición a una competición para la cual no me había preparado en absoluto (porque entre nosotros tiene más peligro que el jodío kickboxer), sino que me hizo de COACH suplente de una manera más que digna gritándome todos y cada uno de los flancos abiertos que veía en la guardia del rival. Gracias cari...



... Clint Eastwood no lo hubiera hecho mejor que tú y el que tú sabes ;) Me encantó nuestro remate al final del combate en plan ¡ROCKY! ¡ADRIAN! ¡ROCKYYYY! ¡ADRIAAAAAN! (qué queríais... estaba más tocao que si me hubiera pasao un camión por encima y me salió la vena friki, que la tengo MU adentro X___D)

Total que perdí. ¿Y queréis saber lo bueno?

Que luego resultó que para competir en esa categoría sólo nos habíamos apuntado TRES chalaos...

...¡Y YO QUEDÉ SEGUNDO!¡CHUBCAMPIÓOOOON!¡BWA-HA-HA-HA-HA-HA-HA-HA-HA!!!

¡TIEMBLA CHUCK!¡TIEMBLAAAAA!

Claro, todo esto podría haber acabao en plan happy ending total y parecer una mala copia de Rocky, si no fuera porqueeee...

...hay más...

...¡ME QUIEREN ENTRENAR ESPECÍFICAMENTE PARA COMBATEEEE! ¡YUJUUUUUUUUU!

¡FRIKIPOWEEEEEEEEEEEEEER!! X_D

Ah, sí, que esto era una confesión pública de vicio y tengo que meter citas de Shakespeare para finjir que soy culto... pues ahí va una de las mejores dedicada a todos a los que nos tira el mono de los guantasos y nos mirar raro por ello:

"¿Por qué golpeas a esa prostituta? Registra tu conciencia. ¿No cometiste tú mismo con ella el crimen que ahora castigas? El usurero hace ahorcar al falsario. Los pequeños vicios traslucen a través de los andrajos de la miseria; mas las finísimas pieles y los trajes de seda lo ocultan todo. Dale al vicio un broquel de oro y la espada de la justicia se quebrará contra el, sin mellarlo; pero cubre su broquel con andrajos y un pigmeo lo atravesará con una simple paja."

Traducción: Patata.

Cuando me deje de doler todo el cuerpo, les escribo otra vez XD.

Cuídense mucho, sean felices, y sobre todo, procuren esquivar por la izquierda sin que se les note. O si no les pillarán por la derecha. Ustedes mismos... :)